Un ataque demoledor en la primera entrada, en la que anotó nueve carreras, fue decisivo para la apabullante victoria 17-3 de Vaqueros de Montería sobre Tigres de Cartagena este martes en la Liga Profesional de Béisbol Colombiano ‘Super Giros-BetPlay’.

Vaqueros se mantuvo en el liderato del torneo con cuatro ganados y ninguno perdido. En sus dos últimos juegos ha anotado la friolera de 27 carreras y ha despachado 30 imparables.

Solo dos peloteros que actuaron con el equipo sinuano no conectaron hits ante Tigres: Efraín Contreras y Jhonatan Fernández. Este último fue también uno de los cuatro que no anotó ninguna carrera. Los otros fueron Pabel Manzanero, Andrés Noriega y José Ramos.

En total, Vaqueros conectó 18 imparables en el juego y estuvo a una carrera de igualar la marca que impuso el 5 de diciembre del año anterior cuando derrotó 18-1 a Gigantes.

Brayan Buelvas se destacó con tres imparables en cuatro turnos, entre esos un doble y un triple. Empujó tres carreras y anotó dos. Elier Hernández, de 5-2 con tres impulsadas y una anotada; Jordan Díaz, de 4-3 con dos empujadas y dos anotadas y Dayan Frías, de 3-2, con tres remolcadas y dos anotadas, también sobresalieron por Vaqueros.

Los monterianos también anotaron tres carreras en el tercero, una en el cuarto y cuatro en el sexto para configurar el triunfo por el score más abultado en un juego en el actual campeonato.

Ni el abridor Julio Ayola ni su relevo Rubén Cedeño pudieron frenar la artillería de Vaqueros en el primer episodio. Lanzaron un tercio de inning cada uno y recibieron cinco y cuatro carreras, respectivamente. El que más duró por Tigres en la lomita fue Eider Godoy, cuatro y un tercio, en los que le conectaron ocho hits y le anotaron cuatro carreras. Las cuatro restantes las encajó Wilder Aguirre.

El pitcher ganador fue Elniery García, quien trabajó cinco entradas y solo permitió tres hits y dos carreras. Estas se las fabricaron en la parte baja del primer episodio y fueron anotadas por Brallan Pérez y Ronaldo Hernández. Estos dos, junto a Jesús Marriaga y Juremi Profar, fueron los únicos jugadores de Tigres que chocaron de hit en el juego.