Con la conquista del título por parte de Caimanes de Barranquilla concluyó la atípica temporada 2020-2021 de la Liga Profesional Colombiana de Béisbol ‘Super Giros-BetPlay’, que se inició el 28 de noviembre y en la que se disputaron 67 juegos: 48 en la temporada regular, 12 en el ‘Round Robin’ y 7 en el playoff final.

Fue un torneo que se desarrolló en la burbuja del estadio Édgar Rentería, en donde se cumplieron a cabalidad todos los protocolos de bioseguridad exigidos por el Ministerios de Salud y Deporte y supervisados por la Diprobeisbol.

Ante la imposibilidad de contar con público en las tribunas, todos los juegos del campeonato fueron llevados en vivo y en directo a todos los rincones de Colombia y el mundo por el canal regional Telecaribe, que realizó una transmisión con sello internacional, al mejor estilo de las Grandes Ligas.

El despliegue técnico fue de tal magnitud que, por primera vez en la historia del béisbol colombiano, se implementó el sistema de revisión instantánea de jugadas, una herramienta que se empleó a partir del ‘Round Robin’ y que fue de mucha ayuda para que las decisiones de los umpires fueran más acertadas y para que los mánagers de los equipos despejaran sus dudas.

Las ruedas de prensa, los peloteros más destacados de los partidos y las mejores jugadas se pudieron apreciar por la pantalla de Telecaribe, cuya transmisión tuvo a presentadores versados en la materia como Marcos Pérez Quintero, Édgar Perea Agudelo, Walberto Ahumedo Sierra y Alfredo Sierra Coronado.

En materia deportiva, los televidentes pudieron disfrutar de grandes juegos y de peloteros colombianos que actúan en el mejor béisbol del mundo, como Harold Ramírez y Dónovan Solano (Caimanes), Meibrys Viloria (Vaqueros) y otros que por allí pasaron como Dilson Herrera (Caimanes) y Sugar Ray Marimón (Tigres).

Ramírez mantuvo un rendimiento parejo en toda la temporada (bateó para .367 en la fase regular), constituyéndose en uno de los baluartes de la campaña de Caimanes, junto a Dilson Herrera, Tito Polo y Evan Mendoza, entre otros.

Caimanes tuvo como lanzador estelar al norteamericano David Holmberg, con pasado en Grandes Ligas, y se reforzó para la parte final con el receptor venezolano Sandy León, campeón de la Serie Mundial de 2018 con los Medias Rojas de Boston y que para 2021 firmó contrato de liga menor con los Marlins de Miami.

En la memoria de los fanáticos quedarán grabados para siempre nombres como el de Jordan Díaz (Vaqueros), escogido por la prensa acreditada como el Jugador Más Valioso de la temporada regular. El tercera base monteriano, prospecto de los Atléticos de Oakland, que en medio del campeonato fue ascendido a la división Triple A de esta organización, fue el máximo empujador en la temporada regular (25) y en el ‘Round Robin’ (14).

También se destacó el paracorto Brallan Pérez, quien brilló con Tigres y en la final reforzó a Vaqueros. El cartagenero sobresalió por su picardía para jugar y por su efectividad tanto con el bate como con el guante.

Vaqueros presentó dos excelentes lanzadores abridores como el cubano Pedro Echemendía y el dominicano Édison Frías, quienes lograron un triunfo cada uno en el playoff final ante Caimanes. Otro que se destacó por el equipo de Montería fue el cerrador norteamericano Cody Mincey, quien salvó seis juegos en la temporada regular, uno en el ‘Round Robin’ y dos en el playoff.

Por Tigres, aparte de Brallan Pérez, demostraron su clase el lanzador dominicano Eduar López, quien no conoció la derrota en todo el campeonato. López reforzó en el playoff final a Caimanes, instancia en la que fue escogido como Jugador Más Valioso luego de cosechar dos victorias en la serie contra Vaqueros.

El dominicano Andy Vásquez fue uno de los peloteros más destacados de Gigantes de Barranquilla, junto a su compatriota Manuel Geraldo, champion bate de la temporada regular. Vásquez, quien ganó este título en la campaña 2019-2020, se convirtió en refuerzo de Tigres para el ‘Round Robin’. La novena barranquillera apostó hacia el futuro con nombres como los de Daniel Vellojín, Diego Verbel, Daniel Aguilar y Harold Melengue, entre otros.

La próxima cita del béisbol colombiano será en la Serie del Caribe que se disputará del 31 de enero al 6 de febrero en Mazatlán (México). La representación estará a cargo de Caimanes de Barranquilla, que espera cumplir un gran papel en tierras aztecas. Para ello, su mánager José Mosquera y su grupo se colaboradores se encuentran ultimando detalles para definir la nómina que llevarán a este torneo, al que se ya se encuentran clasificadas Águilas Cibaeñas (República Dominicana), Criollos de Caguas (Puerto Rico) y Federales de Chiriquí (Panamá).