Después del dramático juego que protagonizaron el domingo, y que terminó con polémica por la expulsión en el último inning del lanzador Cody Mincey, Tigres de Cartagena y Vaqueros de Montería volverán a enfrentarse este martes, a partir de las 8:36 p.m. en el estadio Édgar Rentería, en disputa del primer lugar de la Liga Colombiana de Béisbol Profesional ‘Copa Super Giros-BetPlay’ 2020-2021.

El domingo, Vaqueros se impuso 8-7 a Tigres y le dio alcance en el primer lugar del standing. Ambas novenas quedaron con ocho victorias y cuatro derrotas, a tres juegos de Caimanes de Barranquilla, que se ubica en la tercera posición.

La novena dirigida por el venezolano Ozney Guillén tomó ventaja en la séptima entrada al anotar cuatro carreras, pero Tigres reaccionó en la novena, después de dos outs, y la expulsión del cerrador norteamericano Cody Mincey por botar una pelota, acción que el chief umpire, Ramiro Alfaro, consideró sancionable.

Los felinos anotaron dos carreras en ese episodio y tuvieron en tercera la del empate, pero Jhon Peluffo sacó el último out y se acreditó el juego salvado.

“Fue un tremendo juego, estuvimos arriba en el marcador hasta el séptimo, donde tuvimos complicaciones y ellos aprovecharon el descontrol del lanzador (Sergio Palacio) e hicieron un rally de cuatro carreras. El juego fue interesante y para nadie es un secreto que estamos jugando un buen béisbol”, afirmó Néder Horta, mánager de Tigres, que ante Vaqueros vio cortada una racha de cuatro victorias consecutivas que le permitieron apoderarse del primer lugar.

Mientras tanto, Ozney Guillén, mánager de Vaqueros, estuvo muy crítico en la rueda de prensa posterior al juego por la expulsión de su cerrador Cody Mincey.

“Esto nunca lo había visto en mi vida, que a una persona la hayan expulsado de un juego por actitud, esa fue la razón que me dieron. Los otros equipos les dicen cosas a los umpires, lo que les da la gana, duran ahí media hora, arman un escándalo y nos los botan. El pelotero mío dice algo en inglés, porque estaba frustrado con él mismo, bota una bola porque no le gustaba y lo botan del juego. Cada vez que uno de mis peloteros dice algo lo quieren botar, y yo creo que eso es una falta de respeto”, expresó Guillén.

El venezolano defendió a su lanzador y confesó que este le pidió perdón por la situación, ya que nunca lo habían expulsado de un juego. “Él no ofendió al umpire, la bola sí la tiró duro porque estaba frustrado ya que no estaba pitcheando bien. Esto es como algo personal, la manera cómo los umpires nos hablan, yo soy un pelao, pero hay que respetar el juego, aquí hay muchos jugadores profesionales, Meibrys (Viloria) es un cátcher de Grandes Ligas y sabe cuándo es strike, él no pelea nada, pero han visto la manera cómo ha tenido que reaccionar y yo nunca lo he visto así. Yo espero que mejoremos”.

Caimanes y Gigantes abren la jornada

A primera hora (2:30 p.m.), Gigantes tratará de ratificar su recuperación ante Caimanes, al que venció 6-3 el domingo y aspira a seguir recortándole diferencia en el standing, que actualmente es de dos juegos.

Gigantes, después de seis derrotas seguidas en el inicio del campeonato, ha despertado y mantiene esperanzas de clasificar al ‘Round Robin’.

“Esta es una temporada con pocos juegos y cada juego es valioso. Nos estamos concentrando juego por juego, día por día y sin importar el rival”, manifestó Jorge Cortés, mánager de Gigantes, que tiene marca de tres ganados y nueve perdidos.

“Esta victoria (sobre Caimanes) nos da un paso a estar más cerca del tercer lugar y lo que hay es que seguir trabajando para seguir ganando juegos y buscar la clasificación”, declaró el pelotero dominicano Andy Vásquez, que el domingo impulsó dos carreras para su equipo con un doblete y un triple.

Caimanes espera volver a la senda ganadora luego de tres derrotas en línea, que lo tiene jugando por debajo de .500.

“Yo no voy a entrar en pánico en ningún momento, al equipo tengo que mantenerlo calmado. Los juegos me van hablando de lo que yo tengo que hacer y eso es lo que tengo que atacar temprano. Hoy es la mitad de la temporada, tenemos un récord negativo de cinco y siete, pero esto puede cambiar la próxima semana y esta es una carrera en la que hay que meterse entre los tres y después de eso la presión es diferente y es donde ellos (los peloteros), estoy seguro 100% que van a demostrar cuál es el equipo”, dijo José Mosquera Crissón, mánager de Caimanes.