El lanzador barranquillero Nabil Crismatt jugará la final del béisbol profesional de República Dominicana con las Águilas Cibaeñas, que lo escogió este domingo en el draft de jugadores importados.

Crismatt actuó con Estrellas Orientales, que quedaron eliminadas en la semifinal ante Gigantes del Cibao, novena que es dirigida por el también barranquillero Luis Felipe Urueta.

En la temporada regular, Crismatt tuvo récord de dos victorias sin derrotas y promedio de efectividad de 1.50. En la semifinal contra Gigantes del Cibao actuó en un juego y terminó sin decisión.

El primer partido de la ronda final, pactada a siete juegos entre las franquicias cibaeñas, será este lunes a las 7:00 de la noche en el Estadio Julián Javier de San Francisco de Macorís. Por Gigantes del Cibao abrirá el derecho César Valdez.

Los Gigantes vienen de superar 4-2 su serie semifinal frente a las Estrellas Orientales, mientras que las Águilas ganaron cuatro de los últimos cinco partidos para llevarse la suya 4-3 frente a los Toros del Este, campeones del certamen 2019-2020.

Los equipos involucrados en el Draft de Importados sólo podían seleccionar dos jugadores de los dos conjuntos que no avanzaron en la serie semifinal, Estrellas y Toros.

Además de Crismatt, las Águilas escogieron en el draft al lanzador Andy Otero, de Estrellas Orientales. «“El pitcher zurdo Otero fortalece nuestra rotación abridora y un relevista que también puede abrir partidos como el colombiano Crismatt”, apuntó Ángel Ovalle, gerente general de las Águilas Cibaeñas.

Por su parte, los Gigantes del Cibao se reforzarán con el lanzador Paolo Espino y con el jardinero Peter O’Brien.