El dominicano Elier Hernández, de los Vaqueros de Montería, conectó el primer jonrón de la temporada de la Liga Profesional Colombiana de Béisbol ‘Copa Super Giros-BetPlay’ 2020-2021, en el juego que su equipo derrotó por 18-1 a Gigantes de Barranquilla. Fue, además, el primer bambinazo que un pelotero de esta franquicia pega en este parque.

Hernández se llevó la cerca del estadio Édgar Rentería en la segunda entrada con un batazo por el jardín izquierdo, tras lanzamiento de Brayan Ramírez, que encontró en circulación al venezolano José Brizuela y puso la pizarra 8-0 a favor de la novena de Montería.

Hernández se fue de 4-4 en el juego, con un doblete, e impulsó cinco carreras y anotó cuatro. Es el mejor bateador de la Liga con promedio de .450, el de más hits conectados (9), el de más carreras anotadas, empatado con su compañero de equipo Andrés Angulo (ambos con 7), y el pelotero con más bases alcanzadas (13).

“Les doy las gracias a Vaqueros por traerme para venir a hacer mi trabajo. Me siento feliz, siempre salgo al terreno a dar el 100%, a dar lo mejor de mí y mis compañeros también. Este jonrón no lo esperaba, pero gracias a Dios todo salió bien”, comentó Hernández, de 26 años, al final del juego.

“Para mí es muy importante, y para la organización también, ser el primer pelotero en conectar un jonrón en el Édgar Rentería. Solo tengo que decir gracias”, agregó.

En cuanto al lanzamiento que le conectó a Brayan Ramírez, Hernández lo calificó como “un bistec” y que aprovechó para comérselo.

El mánager de Vaqueros, Ozney Guillén, destacó el trabajo de Elier Hernández, pero igualmente el de los que entraron del banco a jugar cuando el partido estaba definido.

“Los muchachos hicieron el trabajo, pero el trabajo de los demás fue más interesante para mí. Castro, Márquez y Mercado dieron hits y eso significa que están pendientes del juego y que estamos jugando como un conjunto. Sé que Elier hizo un tremendo trabajo, pero yo espero eso de él y yo quiero que mi equipo haga las cosas pequeñas. Si el último pelotero en mi róster está jugando como es, vamos a estar bien”, afirmó el piloto venezolano.

Guillén celebró el arranque que ha tenido su equipo en la Liga, pero reconoció que aún falta mucho camino por recorrer. “Yo debería estar feliz, pero conozco el béisbol muy bien, son unos cuantos juegos y nosotros tenemos una meta y no es ganar cinco juegos, es quedar campeón. Yo nunca estoy contento, yo soy un perfeccionista, ustedes están viendo el 18-1, pero más importante son las cosas pequeñas. Todo el mundo está viendo como Elier le da a la bola, yo lo que le dije fue que había corrido las bases muy bien. Las cosas pequeñas son las que ganan en el invernal. El bajón va a venir porque esto es béisbol, es normal, yo le digo a los muchachos que estén felices, que hay mucha gente en sus casas que quiere estar jugando béisbol, que disfruten el juego ganando o perdiendo”.

Por último, destacó al bigleaguer Meibrys Viloria y a Elier Hernández, quienes a pesar de la amplia victoria quisieron estar hasta el final del juego en el campo.