Un pelotero en quien están cifradas las esperanzas de ser un futuro bigleaguer es Jordan Díaz, tercera base de Vaqueros de Montería, el cual está teniendo una actuación destacada en la temporada 2020-2021 de la Liga Profesional Colombiana de Béisbol ‘Super Giros-BetPlay’.

Díaz, de 20 años, es uno de los principales prospectos de la organización de los Atléticos de Oakland, que el pasado 11 de diciembre anunció su ascenso a Triple A. Su desarrollo como pelotero ha sido vertiginoso y eso se ha notado en cada uno de los juegos con la novena de su tierra.

En la temporada regular, Jordan Díaz bateó para .364 de promedio (tercero mejor de la Liga junto a Andy Vásquez) y fue el champion empujador de carreras con 25. Despachó dos cuadrangulares, entre esos un grand slam ante Tigres de Cartagena.

En los dos primeros juegos del ‘Round Robin’ ha tenido una producción bárbara: ha bateado dos jonrones y su promedio es de .750, producto de seis imparables en ocho turnos, con seis carreras impulsadas y cuatro anotadas. De esta manera, el monteriano se ha convertido en una de las armas letales de Vaqueros y en una pesadilla para los lanzadores rivales.

“Gracias a Dios he venido haciendo los ajustes, estoy defendiendo una ciudad, un departamento, unos colores y me he mantenido muy enfocado para ayudar al equipo en el ‘Round Robin’. Tengo 20 años, pero la edad no tiene que ver con que yo pueda hacer los ajustes. He tenido personas que me han ayudado a madurar como pelotero y como persona y ahí se están viendo los resultados”, manifestó el joven pelotero.

Jordan, que fue firmado en 2016 por Oakland, considera que el ambiente de cordialidad que se respira en Vaqueros ha contribuido mucho para el rendimiento que ha mostrado con el equipo monteriano.

“Estoy pasando por un buen momento, este es un equipo unido donde los veteranos ayudan a los jóvenes y yo he cogido las cosas buenas de ellos. Este es un equipo que siempre ha batallado, ha venido de abajo, siempre hemos estado con fe y ahí están los resultados”.

Con Vaqueros, Jordan Díaz tuvo la oportunidad de jugar el año pasado la Serie del Caribe en Puerto Rico, donde fue el mejor bateador del equipo. En la actual campaña no comenzó jugando, pero después se convirtió en titular indiscutible de la novena dirigida por el venezolano Ozney Guillén y en la que conforma un temible tándem ofensivo junto a Andrés Angulo, Elier Hernández, Yonny Hernández y Meibrys Viloria.

“Al principio tuve dificultades, hacía parte del equipo Leones, pero hicieron un cambio y no pude estar en los dos primeros juegos, pero después me mantuve en el line up. Luego tuve una pequeña molestia en la pierna, paré uno o dos juegos, pero siempre estuve enfocado y ayudando al equipo”.

Jordan espera muy pronto poder dar el salto a Grandes Ligas, consolidarse y dar de qué hablar en el mejor béisbol del mundo, pero su objetivo más inmediato es que la próxima temporada se desarrolle de una manera normal y que se pueda jugar.