El dominicano Franklin Labour, con tres imparables, entre esos un triple y un doble, y cuatro carreras empujadas, fue la inspiración ofensiva de Gigantes en su triunfo por 8-1 sobre Tigres, que dejó a la novena barranquillera a un paso de la clasificación al Round Robin.

Labour fue secundado por Andy Vásquez, quien bateó de 4-3 y una anotada y por Adrián Valerio y Daniel Aguilar, que conectaron par de imparables cada uno, con una anotada y una impulsada.

Gigantes es tercero con 14 ganados y 14 perdidos, con 6.5 juegos de ventaja sobre Tigres, al que solo le restan siete juegos por disputar, por ocho de los dirigidos por Jorge Cortés.

Para evitar que Gigantes se alejara más, Tigres salió a jugarse una final y hasta el quinto inning mantuvo el encuentro empatado a una carrera.

Estas se produjeron de manera similar en el segundo episodio. Por Tigres, con Juan Zabala, y por Gigantes, con Franklin Labour. Ambos conectaron triples y después anotaron por wild pitchs.

Tigres llegó al séptimo con apenas un hit en su cuenta, el triple de Zabala, pero en esa entrada conectó sencillos con Hansel Moreno y Rafael Romero para completar tres en el juego.

Tigres envió a la lomita a Fernando Pérez, quien en el quinto le dio paso a Randy Cuenta dejando las bases llenas con dos outs. A Cuenta, Labour lo saludó con un doble que remolcó a Daniel Aguilar, a Guillermo Quintana y por poco a Audy Ciriaco, que fue puesto out en el plato.

Aguilar produjo la cuarta de Gigantes en el sexto con un doblete que empujó a Adrián Valerio, quien se había embasado por sencillo.

Labour, en el séptimo, ante Sugar Ray Marimón, le dio tranquilidad a su equipo con un sencillo que impulsó a Quintana y a Vásquez y luego un doblete de Valerio trajo al plato a Ciriaco. Labour también se vino para la goma aprovechando un error del jardinero derecho Hansel Moreno.

El dominicano José Taveras (1-0) tuvo un gran debut en esta temporada con Gigantes al lanzar cinco entradas y permitir un hit, una carrera, dos boletos y ponchar a nueve bateadores. Lo relevó Eduin Villa, quien trabajó tres innings, y el último lo tiró Brayan Ramírez.

Por Tigres, el abridor Pérez sufrió su tercera derrota tras lanzar cuatro innings y dos tercios, con 102 envíos al plato. Le batearon cuatro hits, le anotaron tres carreras, caminó a cinco y ponchó a cuatro. La novena cartagenera también utilizó a Randy Cuenta (1.1), a Sugar Ray Marimón, quien no colgó un solo out en el fatídico séptimo acto, y a Jeffry Niño, en los dos últimos.