El poder ofensivo de Vaqueros de Montería ha sido uno de los aspectos más relevantes en el arranque de la temporada 2021-2022 de la Liga Profesional de Béisbol Colombiano ‘Super Giros-BetPlay’, en la cual marcha líder invicto.

La novena monteriana tiene el mejor promedio de bateo colectivo del torneo (.333), seguido por Gigantes (.209), Caimanes (.208) y Tigres (.194) y, en cuatro juegos, ha anotado 37 carreras y ha despachado 49 imparables.

A nivel individual ha contado con peloteros destacados, como Jordan Díaz, quien es el máximo empujador de la Liga con 5. Tiene al líder bateador: Édgar Figueroa (.714), quien también es el de mayor cantidad de hits conectados (10), a Efraín Contreras y Pabel Manzanero, entre los líderes jonroneros con uno cada uno, y a Brayan Buelvas como líder en carreras anotadas (10).

“Se sigue viendo nuestro poder, desde el número uno hasta el número nueve están haciendo su trabajo y se están viendo los resultados en el terreno”, afirmó el mánager de Vaqueros, Víctor Estévez.

Jordan Díaz, Jugador Más Valioso y champion empujador en la temporada pasada, ha tenido un gran arranque y hoy es el segundo mejor bateador de la Liga con un promedio de .529, producto de nueve hits en 17 turnos, con tres dobletes, cinco empujadas y cinco anotadas.

“Desde que comenzó el torneo me he mantenido muy enfocado en ayudar a mi equipo y la meta mía es ganar y sacar lo mejor de mí cada día”, afirmó Díaz, prospecto de los Atléticos de Oakland, tras el triunfo 17-3 sobre Tigres.

“El equipo viene con un sinsabor por la derrota en la final anterior con Caimanes y ese título se lo debemos a la afición de Montería, una de las mejores que tiene Colombia. Esta temporada Vaqueros viene con todo, el equipo está muy enfocado, muy acoplado, muy alegre, siempre está en el dugout riéndose, siempre está unido y eso es lo que hace a un equipo campeón. Venimos con esa meta de llevarnos el título e ir a la Serie del Caribe”, añadió el pelotero de 21 años.

Jordan reforzó a Caimanes en la Serie del Caribe que se disputó este año en Mazatlán (México) y allí fue escogido como el mejor tercera base del torneo y fue incluído en el equipo Todos Estrellas. También se destacó recientemente en el Mundial Sub-23 que se celebró en Hermosillo (México) y en el cual Colombia ocupó el tercer lugar.

Su meta, después de ganar el título con Vaqueros, es lograr el año entrante su ascenso a Grandes Ligas con Oakland. «He venido trabajando muy bien, enfocado en cada turno. Cada vez que voy al terreno de juego trato de dar lo mejor de mí, porque la meta aquí en Colombia es ayudar a mi equipo, darle un triunfo a una afición que se lo merece, aportar un granito de arena para darle alegría a cada fanático que se sienta frente al televisor a ver a cada jugador de Vaqueros. La meta mía es jugar Grandes Ligas y esta es mi preparación para cuando llegue a Estados Unidos estar listo para el reto que voy a afrontar. Siempre le doy gracias a Dios, Él sabe en qué momento me van a llamar a Grandes Ligas y yo siempre voy a dar lo mejor de mí en el terreno de juego y mantenerme saludable”.