Leandro Emiliani está considerado uno de los mejores bateadores de ligas menores del mundo y esta condición la ratificó el viernes con un grand slam que le permitió a Caimanes remontar una pizarra adversa contra Gigantes, juego en el que remolcó cinco carreras de las siete que lleva hasta ahora.

Fue el segundo cuadrangular de Emiliani en la Liga Profesional de Béisbol Colombiano ‘Super Giros-BetPlay’. Hasta el jueves había estado apagado, al punto que solo había disparado un hit en lo que va del torneo. Ahora, junto a Branlyn Jaraba, de Gigantes, encabeza la lista de jonroneros.

El pelotero de 21 años, y nacido en San Antero (Córdoba), llegó en esta temporada a Caimanes procedente de Tigres y reconoció que al principio no le estaban saliendo las cosas.

«Cuando empezó el torneo estaba un poco desajustado y gracias a Dios estamos haciendo ajustes y en el juego de hoy salí con una meta desde que empezó: ‘tú eres un buen bateador, no te pierdas’, y salí a buscar ese pitcheo. Yo soy un bateador de rectas, siempre lo he dicho, me tiró ese pitcheo, hice un buen swing y conecté el jonrón», dijo Emiliani sobre el batazo que dio en el cuarto inning ante el lanzador Gabriel Pérez.

El prospecto de los Nacionales de Washington está empeñado en hacer una buena temporada en Colombia para llegar bien preparado a los campamentos de primavera el año entrante en Estados Unidos.

«En esta temporada vengo a hacer los ajustes, en el béisbol organizado en menores tuve problemitas y dije: ‘voy a aprovechar esta oportunidad que me están dando’ y vengo a hacer ajustes para cuando vaya a Estados Unidos ir enfocado, en buen estado y con un buen swing».

Emiliani hizo parte de la nómina de Colombia en el Mundial Sub-23 de béisbol que se cumplió en Hermosillo (México) y ahora se alista para representar al país en los Juegos Panamericanos Junior, cuya competencia beisbolera se desarrollará en el estadio Édgar Rentería.

«Tenemos un excelente equipo, con buenos jugadores y creo que podemos ganar la medalla de oro, que es lo que todos queremos. Creo que vamos a hacer un buenos Juegos», afirmó.

De su adaptación a Caimanes, reconoció que le costó al principio. «Me sentía como extraño en el equipo, este es un equipo ganador y a mí también me gusta ganar. El que no le guste ganar en béisbol que no juegue y a mí me gusta ganar, al igual que a José (Mosquera). A mí me gusta jugar donde ganemos».

Confesó que se alegró mucho al enterarse de la noticia de que otro pelotero cordobés, Jordan Díaz, había sido incluido en el róster de 40 que iniciará la pretemporada de las Grandes Ligas con los Atléticos de Oakland.

«Me llené de orgullo y felicidad, él viene conmigo desde niño jugando y cuando me levanté que vi la noticia dije: ‘waw, si él puede todos los peloteros que estamos activos también podemos’. Hay que trabajar duro porque él trabaja duro, y eso es lo que se quiere con la ayuda de papá Dios».