Si hay un pelotero de Caimanes en el cual el mánager José Mosquera Crissón tiene depositada una fe bárbara es Mauricio Ramos. El cartagenero es una pieza fundamental en la novena de Barranquilla por su experiencia y eficiencia.

Ramos, de 30 años, ha hecho parte de los tres últimos grandes logros de Caimanes: dos títulos en la Liga Profesional Colombiana y el título en la pasada Serie del Caribe.

La confianza que Mosquera tiene en él se ha visto reflejada en su ubicación en el line up (cuarto bate) y como tercera base indiscutible de su equipo.

El pasado miércoles, Ramos fue clave para que Caimanes lograra la victoria 6-2 sobre Toros de Sincelejo para quedar nuevamente como líder solitario del campeonato. En ese juego, bateó de 4-3, con un doble y dos carreras empujadas.

“Tuve la oportunidad de jugar con Mauricio en 2012-2013, lo conozco desde hace tiempo, sé la clase de jugador que es, es la misma persona, el mismo jugador de ese tiempo. Por eso, ese cuarto bate tiene un lugar y un nombre, se llama Mauricio Ramos, porque él nos trae al plato esa paciencia, esa tranquilidad, es un líder que nos enseña con ejemplo, en los juegos es el que más corre, si se dan cuenta es el que empieza los rallys, y tener a un veterano con esa energía es algo que me llena de mucha tranquilidad”, afirmó Mosquera.

El piloto de Caimanes asegura que la experiencia de Ramos es importante para guiar a una camada de jóvenes que tiene el equipo como Fabián Pertuz, Leandro Emiliani y Carlos Arroyo, entre otros.

“Pertuz es un muchacho joven, con algunas cosas que todavía sigue trabajando por su inmadurez. Arroyo y Emiliani son de 21 o 22 años y Mauricio es un hombre que ha jugado esta liga por mucho más tiempo y ese es el balance que trato encontrar en el equipo. A Fabián lo pusimos de tercer bate buscando el ‘match up’ (equilibrio). Sigo confiando en mi equipo, es versátil y puedo moverme de diferentes maneras”.

Para Mauricio Ramos tener detrás a un mánager que confía en él, como José Mosquera, le da mucha seguridad.

“La ventaja que tengo yo es tener un mánager como él que me conoce desde hace tiempo, que nos brinda la oportunidad y nos da confianza a los jugadores. Este es un juego que tú como mánager tienes que darle la confianza a tus jugadores para que jueguen más calmados, estén más positivos y puedan dar mejores resultados”, dice Ramos, quien en 2010 fue firmado por los Reales de Kansas City.

También hizo el parte del róster que estuvo con Colombia en el Clásico Mundial de Béisbol de 2017 y aspira a repetir el próximo año.

“Uno como jugador siempre tiene que estar batallando y cuidar su trabajo. Yo soy un jugador que no dejo de trabajar, siempre he confiado de que puedo jugar en esa posición (tercera base)”, agrega.

En esta temporada, Mauricio Ramos tiene un average de .275, con dos cuadrangulares y ocho carreras impulsadas.