El bigleaguer Harold Ramírez empezó a darles alegrías a los Caimanes de Barranquilla y con una gran producción ofensiva contribuyó para que su equipo cortara una racha de tres derrotas consecutivas al imponerse 4-2 a Tigres de Cartagena, que llevaba tres victorias en línea.

Ramírez, que había estado silenciado en los anteriores juegos, bateó dos hits en tres turnos, con una carrera anotada y una impulsada.

Los Caimanes también contaron con el aporte de su abridor dominicano Édgar De la Rosa, quien trabajó cinco entradas y un tercio y fue el pitcher ganador.

El ataque de Caimanes empezó a recoger frutos en el tercer inning después de que Connor Panas, que recibió un pelotazo, anotó tras doblete de Andrés Noriega, quien también fue remolcado por un sencillo de Ricardo Caraballo. Tito Polo y Robinson Cabrera también dieron sencillos para llenar las bases y otro imparable de Harold Ramírez empujó la tercera de Caimanes en las piernas de Caraballo.

La novena barranquillera anotó una más en el sexto, por medio de Harold Ramírez, quien se embasó al batear un sencillo y llegó al plato por un fly al campocorto de Noriega, que se le cayó a Juan Santana.

Tigres descontó dos carreras en el sexto inning, en el que llenó las almohadillas con un out. Brallan Pérez recibió base por bolas y Carlos Martínez anotó de caballito. Ahí, el mánager de Caimanes, excluyó al abridor Édgar De la Rosa y trajo a José De Paula, quien le dio una nueva base por bolas a Jonathan Lozada, que impulsó la carrera anotada por José Contreras.

Tigres amenazó en los episodios siguientes con corredores en las bases, pero no apareció el batazo oportuno para llegar al empate.

El ganador, Édgar De la Rosa, permitió cinco imparables, dos carreras, dio dos bases por bolas y cuatro ponches. El perdedor fue Reiver Sanmartín, a quien en cinco y dos tercios le conectaron siete imparables y cuatro carreras. Ponchó a nueve y dio una base por bolas. Lo relevó Elkin Alcalá durante tres innings y un tercio. Jhon Romero sacó los últimos tres outs y se acreditó el juego salvado.

Por Tigres, el bateador más destacado fue Carlos Martínez, quien pegó tres imparables en cinco turnos, entre esos un doblete, con una carrera anotada.

Caimanes cometió un total de cinco errores distribuidos así: Derwin Pomare (dos), Evan Mendoza, Harold Ramírez y Audy Ciriaco.