Caimanes de Barranquilla volvió a imponerse de visita a Tigres de Cartagena, en el estadio Once de Noviembre Abel Leal, esta vez con pizarra de 8-5 y remontando un juego que les fue adverso en las primeras de cambio, para llevarse la serie ante los bolivarenses y llegar a cinco ganados en el campeonato.

El juego ganado fue para el joven relevista Dahan Batista (2-0) y la derrota la cargó Sugar Ray Marimón.

Tigres salió furioso al diamante y produjo un racimo de tres carreras nada más arrancar el partido. Jesús Marriaga sacudió doble al jardín derecho para impulsar a Meibrys Viloria y luego Deibison Romero, con otro doble al bosque diestro, empujó a Viloria y a Ronaldo Hernández para poner el 3-0.

Caimanes comenzó el descuento en la tercera entrada, con un cuadrangular en solitario de Gustavo Campero, que se llevó la cerca de la derecha, sin hombres en circulación para reducir la diferencia.

En el cuarto capítulo, llegaron dos rayitas más para empatar el juego 3-3. Dilson Herrera abrió el capítulo con un doble y luego, otro extrabase de Andrés Álvarez lo llevó al plato y ancló en la intermedia al norteamericano, que luego fue remolcado por un sencillo al jardín izquierdo de Leandro Emiliani.

Los reptiles pasaron de largo con el 4-3 en la quinta entrada, con un sencillo del antesalista Mauricio Ramos al prado de la izquierda, que le permitió a Carlos Arroyo anotar desde segunda, en una jugada de bateo y corrido.

Tigres no se quedó de brazos cruzados y ripostó con otro sencillo de Jesús Marriaga, que trajo al plato a Adrián Sánchez para poner el parcial 4-4.

La novena barranquillera pasó a comandar nuevamente en la alta del sexto, marcando el 5-4, cuando Emiliani se puso en circulación con doblete a la derecha, para ser luego fletado con doble del receptor Carlos Martínez.

En la alta de la séptima, con bases llenas, Emiliani llegó a consumir su turno ante el lanzador Ezequiel Zabaleta y no falló, pues sacó un sencillo al campo central para traer desde la antesala a Harold Ramírez, para despegar el marcador 6-4.

Acto seguido, llegó el 7-4, luego de que Carlos Martínez negoció base por bolas con las almohadillas cargadas, para que en ‘caballito’ Dilson Herrera aumentara la ventaja desde la antesala.

La del 8-4 llegó en un potente batazo a la izquierda de Fabián Pertuz, que le permitió anotar a Emiliani, para darle una buena distancia en la pizarra a la visita.

El drama se apoderó del juego en la baja del octavo episodio, cuando Meibrys Viloria recibió un pelotazo por parte del lanzador Ronald Ramírez con bases llenas, para que Keury De la Cruz entrara desde la tercera para el 8-5 y el empate en circulación, con dos outs.

Con Ronaldo Hernández visitando la caja de bateo, el zurdo Ramírez se fajó para quitarle el bate, con un elevado al campo central capturado por Carlos Arroyo para cerrar las angustias.

El mismo Ramírez siguió para la novena, con tres ventaja, para cerrar el juego y colgar el out 27 para dar un nuevo triunfo a los barranquilleros.

Por Caimanes se destacó Leandro Emiliani, de 5-3, con un doble, dos anotadas y dos impulsadas. Andrés Álvarez de 4-2, una anotada y una empujada.

Este domingo, Caimanes regresa a Barranquilla para medirse ante Vaqueros a las 4:00 de la tarde, en el segundo juego ante los monterianos.

*Oficina de prensa de Caimanes