El presidente de la República, Iván Duque, recibió este martes en la Casa de Nariño al equipo de béisbol Caimanes de Barranquilla, campeón de la Serie del Caribe, y resaltó este logro como el más grande en la historia de este deporte en Colombia.

Duque expresó su alegría por tener a Caimanes en la casa de todos los colombianos y recordó las hazañas de Jackie Gutiérrez, de Édgar Rentería y de Gio Urshela en las Grandes Ligas.

“Le presentamos este trofeo que significa que a Colombia no le queda nada grande, que el pundonor de nuestra gente se mantiene en pie y que el deporte una vez más se baña de gloria en nombre del país. En estos últimos años hemos venido creciendo gracias a las buenas políticas y a los buenos servidores que han hecho que el béisbol esté en auge, mejorando la calidad de vida de cientos de niños, jóvenes y familias que se dedican a posicionarlo en el sitial que hoy orgullosamente ocupa a nivel nacional e internacional”, dijo Harold Ramírez, capitán de Caimanes, quien fue el vocero del equipo.

“Aún estamos a mitad de camino, este triunfo, el más significativo para esta disciplina, jamás logrado en nuestro país, nos obliga a solicitar más apoyo en infraestructura y capacitación para el talento humano, mayor apoyo para las escuelas de béisbol menor, mayor apoyo a las ligas y a la Federación Colombiana de Béisbol para que no solo vayamos a representar a Colombia con altura, sino que tengamos la confianza, seguridad y tranquilidad de que un país entero nos respalda”, agregó el pelotero de los Guardianes de Cleveland.

Duque le entregó a cada uno de los peloteros y  dirigentes de Caimanes el pin de reconocimiento por el título alcanzado en República Dominicana.

“Queridos campeones, ustedes han hecho un jonrón con bases llenas en favor de Colombia y hoy lo que tenemos que decirles es gracias por haber logrado batear y sacar la bola del estadio. Los lanzamientos de los pitchers fueron excepcionales y emocionantes y, por supuesto, esas bateadas que nos llenan a nosotros de alegría y entusiasmo. Nos sentimos orgullosos de ustedes, sigan para adelante, y que viva Colombia, que viva el béisbol y que viva Caimanes”, expresó Duque, quien recibió como obsequio la gorra del equipo barranquillero, con la cual posó para la foto oficial.

El presidente recordó que hace cuatro años, durante su campaña electoral, prometió crear el Ministerio del Deporte, el cual hoy es una realidad. También dijo que cumplió al darle el presupuesto más grande en la historia del deporte y traer a Colombia los grandes certámenes internacionales deportivos, como los Juegos Panamericanos Junior, y los que vienen, como los Juegos Bolivarianos, este año en Valledupar, y los Juegos Panamericanos que tendrán como sede a Barranquilla, en 2027.

“El béisbol es un deporte del corazón de nuestro país, en nuestra Costa ha permitido a muchos jóvenes proyectarse a escala internacional. Le hicimos una apuesta grande, por primera vez, el apoyo nuestro a la Liga, en dos años, ha superado los 3.000 millones de pesos, que permitió que a Liga se liberara para conseguir más recursos a través de patrocinios y tener mejor remuneración para los jugadores”, afirmó Duque.

El presidente contó que hoy están en construcción tres diamantes en distintos lugares del país para incentivar a los jóvenes a practicar el béisbol, los cuales están ubicados en Chinú, Marialabaja y San Juan Nepomuceno. Invitó a los peloteros de los Caimanes a contarles su historia de vida a los niños de estas localidades.

“Este triunfo nos emociona, es el equivalente a ganar la Copa Libertadores o la Copa Intercontinental en fútbol. Es el logro más importante del béisbol en la historia de nuestro país y lo han hecho ustedes con su talento, compartiendo angustias, pasiones, amor, pero, sobre todo, compartiendo un sueño, que es demostrar que el béisbol de Colombia está proyectándose al más alto nivel internacional. Vamos a seguir respaldando toda esta actuación en favor del deporte y vamos a seguir patrocinando más a las ligas y a trabajar mucho más con las escuelas desde la niñez”.