Caimanes de Barranquilla ganó con autoridad 12-3 a los Tigres de Cartagena, la noche de este viernes en el estadio Once de Noviembre Abel Leal, en un juego donde la primera mitad fue dominio de los lanzadores, pero que se definió con un rally de ocho anotaciones en la recta final.

El juego ganando fue para el zurdo nicaragüense Pedro Torres, quien lució sólido en la lomita. La derrota fue para Cecilio Pimentel.

Un duelo de abridores que se prolongó hasta la cuarta entrada, donde los reptiles empezaron a carburar sobre los pitcheos de Cecilio Pimentel.

Carlos Arroyo se puso en primera con un sencillo a la izquierda y luego vino el tercer bate, Fabián Pertuz, que con un swing lleno de poder conectó sólido la pelota y desapareció la pelota por la pared izquierda para poner el juego 2-0 a favor de la visita.

Para el quinto episodio, Caimanes se volvió a llevar la cerca, esta vez sin hombres en circulación. El estadounidense Andrés Álvarez despachó un cuadrangular por todo el jardín central, de más 400 pies, para aumentar la diferencia a 3-0.

Pedro Torres se despidió de la lomita con serpentina de cinco entradas, en la que apenas le dieron un hit, ponchó a tres rivales, golpeó a dos rivales y dio una base por bolas dejando el juego ganando.

Los reptiles no pararon la ofensiva, para llegar al 4-0. En la sexta entrada Fabián Pertuz recibió base por bolas, se robó segunda y luego Dilson Herrera dio sencillo al jardín izquierdo, que el patrullero Diover Ávila no pudo fildear bien y le dio tiempo para irse a home.

.

Para el séptimo capítulo los Tigres mostraron sus garras. El primera base Meibrys Viloria despachó un enorme cuadrangular por la banda derecha sobre los pitcheos de Ronald Ramírez para poner el partido 4-1.

José Mosquera Crissón movió sus fichas y sacó a Ramírez para darle paso al debutante venezolano Luis Yendis.

El derecho no pudo aguantar la ofensiva de los felinos, que con un cuadrangular se dos carreras de Diover Ávila por la izquierda, puso el partido 4-3.

Dejando la entrada con dos outs, y la diferencia de una carrera, Yendis se bajó del montículo para dejarle el trabajo al zurdo Kevin Escorcia, quien con un ponche cerró la angustia de esa entrada.

Los barranquilleros salieron a la carga para aumentar la ventaja en la parte alta del octavo capítulo.

Con Mauricio Ramos llegó el 5-3, pues el corredor se instaló en tercera a la espera del remolque que llegó con un sencillo se Carlos Martínez a la izquierda.

Luego, sacando provecho de un mal tiro a la intermedia, Héctor Martínez llegó a tercera donde fue remolcado con sencillo al central de Manuel Joseph, haciendo el 6-3.

Los saurios siguieron ligando en la octava. Esta vez fue Leandro Emiliani el que trajo el 7-3 con un sencillo a la pradera del medio que le dio oportunidad de anotar a Carlos Martínez.

Manuel Joseph anotó el 8-3, luego de un pitcheo descontrolado que le dejó las puertas abiertas para la registradora desde la antesala.

Con un out y las bases llenas, Fabián Pertuz negoció una base por bolas para que el 9-3 fuera en ‘caballito’, en los bombachos de Emiliani.

La misma fórmula buscó Mauricio Ramos, para darle el paso a Gustavo Campero con el 10-3.

Tigres seguía sin tener donde ponerlos, y el 12-3 fue por obra del madero de Héctor Martínez, quien trajo dos más con un sencillo al prado central.

Los relevos combinados de Diego Chiquillo y Christian Charles fueron suficientes para colgar los dos últimos outs del juego y sentenciar el onceavo triunfo del campeonato (11-5) para mantenerse en la punta del campeonato.

Caimanes volverá a la acción este sábado, cuando se mida como local ante los Vaqueros de Montería, a las 4:00 p.m. en el estadio Édgar Rentería.

*Oficina de prensa de Caimanes