Por primera vez, y después de 56 juegos, hay nuevo líder en la Liga Profesional de Béisbol Colombiano ‘Super Giros-BetPlay’. Se trata de Caimanes de Barranquilla, que desplazó de ese lugar de privilegio a Vaqueros al ganarle por 8-2 este sábado en el estadio Édgar Rentería.

Ahora, Caimanes, con 18 ganados y 11 perdidos, quedó medio juego por encima de Vaqueros, que tiene 17 triunfos y 11 reveses.

La victoria de la novena reptil estuvo respaldada por un gran pitcheo del abridor Elkin Alcalá (3-1), quien lanzó cinco entradas completas en los cuales le batearon dos hits, le anotaron una carrera, concedió dos boletos y ponchó a cinco.

A la ofensiva, Caimanes conectó 12 imparables, tres de ellos del taiwanés Tsung Che Cheng y tres más del bigleaguer Harold Ramírez, quienes remolcaron dos carreras cada uno. Carlos Arroyo y Robinson Cabrera sacudieron dos hits y empujaron una cada uno.

Arroyo fue el hombre que abrió la pizarra por Caimanes en el primer episodio al anotar desde la intermedia tras un sencillo de Cabrera.

En el segundo aumentó la diferencia con carreras anotadas por Jair Camargo y Leandro Emiliani y empujadas por sencillos de Che Cheng y de Harold Ramírez.

Che Cheng, en el cuarto, puso el score 4-0 al conectar sencillo, robar segunda y anotar por un error del paracorto Dayan Frías tras un roletazo de Arroyo.

En el cierre del cuarto, el venezolano Pabel Manzanero hizo valer su condición de máximo empujador del campeonato al traer al plato, con un sencillo, la primera carrera de Vaqueros, anotada por Andrés Angulo. Manzanero llegó a 37 remolcadas en la temporada.

Caimanes sentenció el juego en el sexto con tres carreras, producto de sencillos de Sandy León, Che Cheng y Arroyo. León anotó, al igual que Che Cheng por balk del lanzador Luis Pérez y un sencillo de Harold Ramírez remolcó a Arroyo.

Un doblete de Angulo produjo la segunda carrera de Vaqueros anotada por Brayan Buelvas, quien también había sacudido un batazo de dos bases.

La derrota fue para el abridor Jorge Martínez (1-1), quien lanzó un inning y un tercio, permitió cinco hits, cuatro carreras, una base por bolas y propinó un ponche. Lo relevó Carlos De Ávila, quien trabajó uno y un tercio, le conectaron cinco hits y le anotaron tres carreras.