Al compás de ‘El avioncito’, el pegajoso tema que se convirtió en el himno de Caimanes en la Serie Caribe, que sus peloteros bailaban después de cada triunfo y después de alcanzar el título en República Dominicana, la novena fue aclamada por el público asistente al estadio Édgar Rentería, el escenario de sus hazañas en las dos últimas temporadas de la Liga Profesional de Béisbol Colombiano.

El recorrido de los campeones en la máquina del cuerpo de bomberos hasta el estadio de la avenida La María se extendió por más de tres horas, durante las cuales la fanaticada barranquillera no paró de aplaudirlos.

Pasadas las siete de la noche, los integrantes de los Caimanes que aún quedaban en la ciudad, y que participaron en el desfile, ingresaron al Édgar Rentería. A la cabeza iba el mánager José Mosquera Crissón, quien llevaba consigo el trofeo de campeón, de la misma manera como lo cargó al llegar el viernes a Barranquilla.

“Este triunfo es histórico, es un triunfo de ustedes”, exclamó emocionado al público el presidente de Caimanes, Roberto Char, quien también exaltó a José Mosquera, escogido como el mejor dirigente del torneo.

Mosquera exhibió el trofeo a los fanáticos y expresó el orgullo que sentía por haber dirigido a este equipo, al que ha sacado dos veces campeón de la Liga Colombiana.

“Es un honor haber dirigido a este grupo de campeones, todo el mérito es de ellos, yo simplemente soy un guía. El corazón que pusieron estos muchachos es algo que nunca había visto en mi carrera. Un aplauso para ese grupo de campeones que tiene corazón y cojones”, dijo Mosquera.

Jimmy Char, dirigente de la Diprobeisbol, no dudo en calificar la conquista de la Serie del Caribe como el trofeo más importante en le historia del béisbol colombiano. No desconoció las Series Mundiales ganadas en 1947 y 1965, pero recordó que la obtenida en República Dominicana era de nivel profesional con peloteros de Grandes Ligas.

“Parte del crecimiento de nuestro béisbol se reflejó en este torneo que tiene un nivel muy alto y Caimanes no fue menos, demostró que nuestra Liga está creciendo y este años tuvimos un torneo impresionante”, afirmó Char.

El alcalde Jaime Pumarejo, a manera de ilustración para los que no sabían lo que había conseguido Caimanes, manifestó que ganar la Serie del Caribe era como obtener la Copa Libertadores del béisbol.

El mandatario distrital anunció la recuperación del estadio de béisbol menor de La Magdalena y la intervención al de La Victoria con el fin de seguir masificando la práctica de la pelota caliente en la ciudad.

Pumarejo también ratificó la construcción del Centro de Alto Rendimiento de Béisbol del Caribe para que muchos peloteros puedan ser vistos y firmados por organizaciones de Grandes Ligas.

Tras las palabras del Alcalde, fueron llamados a la tarima cada uno de los peloteros. Uno de los más aplaudidos fue el lanzador Elkin Alcalá, ganador del juego ante Gigantes del Cibao, el cual le dio el título a la novena colombiana.

También recibieron el reconocimiento Harold Ramírez, Dilson Herrera, Carlos Arroyo, Brallan Pérez, Sugar Ray Marimón, Brayan Buelvas, Andrés Angulo, Jeffry Niño, Ronald Ramírez y Randy Consuegra.

Los peloteros, con su mascota, el caimán Willy, terminaron el festejo volviendo a bailar su tema bandera, ‘El avioncito’, esta vez acompañados de una pareja especial: la reina del Carnaval Valeria Charris.